Desconfianza y alza de precios frenarán a la industria de la construcción en México

Los constructores perciben que no es el momento adecuado para invertir en México, ante un menor gasto del gobierno y mayores precios de los materiales, señala la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial.

La combinación de un ánimo pesimista entre empresarios, aumentos de precios en materiales y un menor gasto gubernamental pondrán en jaque a la industria de la construcción este año.

Los precios de los materiales de la construcción registraron al cierre de 2018 un crecimiento anualizado de 11.32 por ciento, su nivel más alto desde 2009. Los productos que más elevaron sus precios fueron los asfaltos (68 %), varilla (29 por ciento), el alambre y alambrón (27 %) y los castillos armados (21 %).

Los números de la industria de la construcción en México van en picada. De hecho, su contracción dramática durante este 2019 se utiliza como un indicador, a su vez, para demostrar la recesión de la industria del país en general, puesto que es uno de los sectores del que dependen más empleos, y otros rubros secundarios de la economía. Es hora de asumir realidades: este gobierno no tiene dentro de sus prioridades ni la construcción de nuevas viviendas con ayuda gubernamental ni la contratación de obra pública equitativa a nivel estatal A pesar de este panorama, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción prevé que haya crecimiento tanto en la actividad económica nacional como en el sector de la construcción.