¿QUÉ SON LOS CÁRCAMOS DE BOMBEO?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
cárcamos de bombeo para que sirven

Entre los elementos de la infraestructura que se pueden encontrar en las ciudades están los cárcamos de bombeo, considerados como una bomba especial que eleva las aguas residuales, desde una zona bajo la tierra hasta el nivel del drenaje público. 

 

En México está generalizado el uso de los sistemas de alcantarillado; sin embargo, hay regiones donde es difícil disponer de dicho servicio, por lo que una solución viable es la instalación de un cárcamo. 

 

¿Qué es un cárcamo?

 

Los cárcamos de bombeo son pozos de succión con forma vertical en los cuales se descarga el conducto de la toma y se instalan las bombas para que puedan elevar el agua al nivel deseado, según información de la Universidad de Sonora. 

 

El cárcamo consiste en “un depósito cerrado construido de concreto o mampostería cuyas dimensiones están en función de la magnitud del equipo que se vaya a instalar y del procedimiento empleado en su construcción”. 

 

De acuerdo con esta institución educativa, el diseño del cárcamo debe tener en cuenta la facilidad para su inspección, mantenimiento y limpieza, con lo cual se podría garantizar que tenga un buen funcionamiento a largo plazo. 

 

“El cárcamo deberá ubicarse en un lugar estable, sin peligro de derrumbes, lejos de cruces de arroyos y en general en un terreno consistente”, añade la Universidad de Sonora.  

 

Los cárcamos se pueden clasificar en diferentes tipos, ya sea por su capacidad o por los siguientes factores: 

 

  • Su método de construcción, si es el sitio o prefabricado.
  • La ubicación de las bombas.
  • Fuente de energía que utiliza, ya sea eléctrica o motores de diésel. 

 

En cuanto al volumen, el mínimo que se necesita para un cárcamo de bombeo depende del tipo de bombas y su funcionamiento. Si las bombas son de velocidad variable, el volumen que se necesita es pequeño; en cambio, las bombas de velocidad constante requieren de mayores volúmenes de almacenamiento. 

 

¿Cuál es la función de un cárcamo de bombeo?

 

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indica que para el almacenamiento de las aguas residuales domésticas se puede construir en sitio un cárcamo de bombeo o puede instalarse uno prefabricado, ya que en el mercado existen diversos sistemas.

 

“Su función es elevar el agua de una cota inferior a otra superior, con el propósito de hacer que el agua posteriormente llegue a su destino por gravedad”, explica la Conagua. 

 

Según esta dependencia, los cárcamos de bombeo consisten en dos componentes básicos: la estructura para interceptar y contener el agua donde se homogeniza la carga de bombeo y se encuentran el equipo complementario, y otra que sirve para proporcionar la energía necesaria para elevar el agua acumulada y que constituye el equipo de bombeo.

 

Algunos cárcamos tienen, precisamente, una bomba que permite el manejo de las aguas residuales de hasta ¾ de pulgada, así como sensores de movimiento y un sistema de alerta.  

 

Cuando los niveles del efluente se elevan en la cámara que integra el cárcamo, los sensores se encargan de activar la bomba y el agua comienza a desalojarse por medio de una red de tuberías hasta un pozo de visita o planta de tratamiento. La bomba se desactiva una vez que desciende de nivel dentro del cárcamo. 

 

“El cárcamo debe estar acompañado de un sistema de alerta que se accione en caso de alguna emergencia. También se recomienda que la bomba cuente con un dispositivo de desconexión rápida para que pueda ser desactivada fácilmente”, puntualiza la Conagua. 

 

Las bombas para efluente son las que se utilizan para la disposición final del contenido de los cárcamos de bombeo, y por lo regular determinan la forma y las dimensiones de este tipo de dispositivos. En cuanto a la forma, puede ser rectangular, circular o una combinación de ambas. 

 

¿Cada cuánto se debe dar mantenimiento a los cárcamos de bombeo?

 

La Conagua afirma que los cárcamos más modernos están automatizados, pero los más pequeños generalmente reciben una inspección diaria sobre su funcionamiento, para evitar daños o alteraciones que compromentan todos sus componentes. 

 

El mantenimiento se realiza con el objetivo de garantizar el desalojo óptimo del efluente, incluye acciones para retirar la acumulación de basura al interior de los cárcamos de bombeo, lo cual impide el correcto funcionamiento de las bombas.

 

Se debe realizar una evaluación general sobre las condiciones de los arrancadores, bombas, generadores y alumbrado en las instalaciones de cada cárcamo. Con todo esto se evitan daños y taponamientos ocasionados por materia sólida. 

 

Es indispensable que los cárcamos funcionen bien porque son una medida indispensable para evitar las inundaciones durante la época de lluvias, relacionadas con el drenaje sanitario y pluvial de las comunidades. 

 

Finalmente, Conagua recuerda que en los cárcamos donde no hay personal permanente encargado de su supervisión, no deben existir ventanas para reducir el riesgo de vandalismo. Además, la planta debe situarse a una cota superior al nivel de inundaciones para evitar que el cárcamo quede anegado.

 

cárcamos de bombeo


Entradas Recientes