FOSAS SÉPTICAS ¿QUÉ SON Y PARA QUE SIRVEN?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
fosa septica

Las aguas residuales, es decir, los líquidos provenientes del uso doméstico, comercial e industrial, pueden convertirse en un problema de salud para las comunidades y causar enfermedades, por eso es indispensable eliminar las aguas contaminadas con ayuda de sistemas especializados, entre ellos, las fosas sépticas.

¿Qué es una fosa séptica?

La manera más común y práctica de evacuar las aguas residuales es descargándolas en un alcantarillado sanitario; sin embargo, existen sitios donde sus formaciones geológicas dificultan la instalación de estos sistemas.

En ese caso, lo mejor es recurrir a unidades de evacuación y tratamiento conocidas como fosas sépticas, las cuales evitan que las fuentes de abastecimiento de agua potable se contaminen.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-006-CNA-1997, las fosas sépticas prefabricadas-especificaciones y métodos de prueba, la fosa puede describirse de la siguiente manera:

“Es un elemento de tratamiento, diseñado y construido para recibir las descargas de aguas residuales domiciliarias que al proporcionar un tiempo de permanencia adecuado, es capaz de separar parcialmente los sólidos suspendidos, digerir una fracción de la materia orgánica presente y retener temporalmente los lodos, natas y espumas generadas”.

Este tipo de instalaciones son una forma segura de almacenar y posteriormente eliminar los residuos fecales que se generan en las comunidades, para cuidar no solo la salud de la población, también el medio ambiente.

¿Para qué sirven las fosas sépticas?

Una fosa séptica funciona como un recipiente impermeable que sirve para almacenar las aguas negras provenientes de los inodoros, los lavabos e incluso las cocinas de hogares y de instalaciones industriales.

Después de un cierto tiempo en que las aguas permanecen en la fosa, aparece la sedimentación, “un proceso físico que, debido a la diferencia de densidades y disminución de velocidad y turbulencia del agua, permite que parte de los sólidos suspendidos, se depositen”, puntualiza la NOM-006-CNA-1997.

Cuando los sólidos se asientan en el fondo, se eliminan mediante procesos anaerobios, los cuales ocurren en ausencia de oxígeno para que los microorganismos puedan utilizar las sustancias orgánicas como fuente de alimento, dando lugar a su degradación.

Las natas y espumas que se acumulan en la superficie de las aguas residuales, deben de eliminarse de forma periódica. Con la instalación de estos sistemas es posible eliminar alrededor de 50% de desechos sólidos; sin embargo, la eficiencia de las fosas depende de la operación y el mantenimiento que reciban.

Tipos de fosas sépticas

Las fosas sépticas más antiguas consistían en pozos abiertos en la tierra, se ubicaban lejos de las viviendas para que las personas no estuvieran directamente expuestas a malos olores y enfermedades.

La aparición de nuevos materiales, como la fibra de vidrio, favorecieron la construcción de fosas más resistentes y modernas, capaces de degradar los residuos sólidos que se descargan en ellas.

Fosas sépticas de concreto

Se utilizan sobre todo en zonas rurales, son contenedores herméticos que muchas veces ya están prefabricados, lo que facilita su instalación. Una de sus ventajas es que el concreto, al ser resistente, soporta fuerzas de flotación mucho mejor que otros materiales más ligeros.

Fosas de fibra de vidrio

Este tipo de fosas son más ligeras que las de concreto, lo que facilita su instalación; sin embargo, es conveniente tener en cuenta que no se aconseja el uso de este material en suelos arcillosos, ya que podrían sufrir daños que impidan su funcionamiento.

La ventaja de estas fosas es que tienen una alta resistencia a la corrosión, son recomendables para sitios donde no se produce una gran cantidad de vertido de aguas residuales y también existe la posibilidad de encontrar aquellas que son prefabricadas.

Fosas plásticas o de polietileno

Se trata de unos depósitos ligeros y fáciles de transportar, que tienen diversas ventajas, las más notables son su costo relativamente bajo y su resistencia a los impactos. En el mercado existen fosas en diferentes volúmenes disponibles, para que sea más sencillo encontrar la que mejor se adapte a las necesidades de las zonas residenciales o industriales.

¿Qué establece la norma NOM-006-CNA-1997?

La NOM-006-CNA-1997, citada en párrafos anteriores, establece distintos lineamientos que se deben de tener en cuenta a la hora de fabricar las fosas, mismas que se clasifican en dos grupos generales:

  1. Urbanas: sirven para las localidades donde habitan más de 2,500 personas.
  2. Rurales: se instalación se realiza en localidades con menos de 2,500 habitantes.

En la norma también se indica que la capacidad de trabajo de la fosa séptica se determina en función del número de usuarios por servir, es decir, los habitantes que hay en una localidad o en una zona industrial.

De igual manera, “las fosas deben de tener elementos de control a la entrada y la salida, que eviten la turbulencia y rompimiento de natas. No debe de presentar fugas después de cuatro horas de haber sido llenada a su máxima capacidad”, puntualiza la norma.

En cuanto a la localización de las fosas, la normatividad pide que no se instalen en terrenos pantanosos, y haya, por lo menos, tres metros de distancia de cualquier paso de vehículos.

Asimismo, la norma estipula que “en el caso de que las aguas residuales provengan de sitios que descargan grasas en cantidad considerable, como es el caso de restaurantes, escuelas y hoteles, se recomienda instalar una trampa de grasas. En caso de que la fosa reciba solo las aguas provenientes de inodoros, este elemento no será necesario”.

¿Las fosas sépticas requieren de servicio o mantenimiento?

Con la finalidad de garantizar el adecuado funcionamiento de las fosas sépticas, estas requieren de una “inspección visual cada seis meses”, además de limpieza para que no se acumule demasiado material flotante que obstruya las tuberías de entrada o de salida.

Para el mantenimiento adecuado de una fosa, según la NOM-006-CNA-1997, es necesario abrir el registro y esperar por lo menos 30 minutos para que se ventile, ya que los gases acumulados pueden causar explosiones o asfixia en las personas encargadas de esta tarea.

La limpieza de las fosas sépticas se tiene que realizar “con un cubo provisto de un mango largo, o por medio de un camión-tanque equipado con una bomba para extracción de lodos”. No es necesario extraer todos los lodos, dejar una pequeña cantidad sirve de inóculo (cultivo) para futuras aguas residuales.

Durante todo el proceso es indispensable que las personas encargadas de la limpieza y el mantenimiento utilicen guantes, botas de hule y tapabocas, para prevenir la aparición de alguna enfermedad.

fosas sépticas tipos

Entradas Recientes

beneficios de los camiones septicos

CAMIONES SÉPTICOS

Los camiones sépticos son unidades de gran tamaño que cumplen con diferentes funciones, la principal es garantizar la higiene de las fosas donde se almacenan los desechos sanitarios, por lo

Leer más »